La osteopatía es un conjunto de técnicas manuales empleadas para aliviar numerosas dolencias mediante la búsqueda de la recuperación del equilibrio orgánico.

¿Cuales son sus aplicaciones, beneficios y técnicas?

El principio más importante que presenta la osteopatía es la de ‘mínima intervención’. Al contrario de las directrices y patrones de actuación de las terapias normalizadas, la medicina osteopática no busca la intrusión directa en una dolencia para erradicarla. Analiza el posible origen y estudia la evolución de esa dolencia.

Con esta información el profesional ayuda a eliminar o a suavizar la dolenciaeliminando la causa que la origina, fomentando la capacidad de curación propia del organismo.

Y es que, está demostrado que somos capaces de auto sanarnos. Los seres humanos somos capaces de curarnos a nosotros mismos, cerrar ulceraciones, sanar de procesos gripales eliminando agentes infecciosos, cicatrizar nuestras heridas, soldar fracturas óseas, etc.

La osteopatía, sencillamente, ayuda con las técnicas de nuestro cuerpo a mantener esta virtud de autocuración.