Artrosis Reumatoide

¿Qué es la artritis reumatoide?

Es una enfermedad degenerativa y crónica que inflama las articulaciones. Las zonas con más afectación son:los dedos de las manos y de los pies, muñeca, codos, hombros, rodillas, cadera y tobillos.

La inflamación produce dolor, deformidad y dificultad en los movimientos, ya que al desgastarse los cartílagos, los huesos que separan rozan entre sí. La causa es desconocida. El tratamiento pretende aliviar el dolor y la pérdida de movilidad de los pacientes, intentando evitar el daño permanente.

 

 

Síntomas

La artritis reumatoide afecta a las articulaciones de las dos partes. La enfermedad comienza de forma paulatina y los síntomas son: dolor articular leve, rigidez y fatiga.

Entre otros síntomas aparece: rigidez al levantarse. Las articulaciones pueden experimentar calor, debilidad y más sensibilidad cuando no se utilizan durante tiempo. Con el paso del tiempo las articulaciones suelen perder movimiento y deformarse.

Entre otros síntomas destacan:

  • Pleurisia
  • Ojos y boca resecos (síndrome de Sjögren)
  • Nódulos bajo la piel
  • Hormigueo y entumecimiento en extremidades
  • Dificultades para dormir

Pruebas médicas

Existen dos pruebas de laboratorio que suelen resultar positivas y ayudar a las personas a encontrar el tratamiento adecuado.

  • Factor reumatoideo
  • Anticuerpos antipéptidos cíclicos citrulinados

Hay otros tipos de pruebas que nos pueden dar información importante:

  • Conteo sanguíneo
  • Tasa de sedimentación eritrocítica
  • Radiografías
  • Análisis de líquidos
  • Proteína C reactiva

Causas

No se conocen. Es un trastorno autoinmune en el que intervienen: Factores genéticos: antecedentes familiares.

Factores no genéticos: como las infecciones, el tabaco, la obesidad…

Tratamientos

Tratamientos:

  • Medicamentos:
    • Antirreumáticos
    • Antiinflamatorios
    • Corticoesteroides
    • Agentes biológicos
  • Fisioterapia
    • Tratamientos con calor y frío
    • Férulas para alinear las articulaciones
    • Es recomendable dormir de 8 a 10 horas al día, y también realizar descansos frecuentes entre las actividades
  • Ejercicio físico controlado
  • Cirugía
  • Nutrición