Los beneficios de las ondas de choque para los deportistas

Hacer o practicar simultáneamente un mismo movimiento de una articulación puede llegar a ocasionar diferentes lesiones como la “bursitis”.

¿Qué es esto?

La Bursitis es una pequeña bolsa que sirve para facilitar los deslizamientos de las partes móviles, proteger y amortiguar los huesos y otras partes del cuerpo como los músculos o los tendones. La inflamación aguda o crónica de una bursa se denomina bursitis y se produce cuando se usa una articulación repetidamente o por una lesión anterior. Es algo que afecta en su mayoría a deportistas, y se presenta generalmente en rodillas y codos.

Éstas pueden generarse por dos causas:

  • Causa mecánica: debido a un movimiento repetitivo que provoca microtraumatismos que friccionan la bursa, o por una presión excesiva sobre la articulación.
  • Causa inflamatoria: patología que es previa a esta bursitis y que nos deriva a ella como puede ser una infección, la gota o artritis.

Con las ondas de choque podemos tratar la bursitis, aliviando los síntomas y reducir el dolor en la zona afectada. Consiste en un tratamiento sin cirugía ni anestesia.