La Liberación Miofascial o también llamada Inducción Miofascial se utiliza en Fisioterapia como terapia enfocada al sistema fascial (tejido que recubre todo el cuerpo) con el fin de eliminar limitaciones funcionales, por lo tanto, actúa sobre el aparato locomotor y el resto de estructuras corporales.
Esta técnica se basa en presiones, movilizaciones y estiramientos a nivel fascial para influir en la forma de la fascia.
Esta técnica tiene diversidad de indicaciones, entre ellas se encuentran:

  • Tendinitis
  • Cervicalgias
  • Dorsalgias
  • Lumbargias
  • Ciáticas

Este tratamiento destaca por su eficacia en algunos pacientes con fibromialgia.